Fechas
Mayo 12 y Agosto 25
Incluye...
Desayuno, Almuerzo, Entradas, 
​Transporte, Guía Certificado, Caminata, Bocadillos. 


Inversión

Ȼ 45.500 por persona
5% descuento a acompañantes



Voy a ir a este viaje
​​Detalles de este viaje


Río Celeste es una de las maravillas naturales de Costa Rica y nosotros una de las pocas empresas que se especializa en visitarlo desde la ciudad de San José. Este maravilloso viaje comienza con una salida temprana desde la capital con rumbo a la ciudad de San Ramón, lugar en el cual estaremos realizando una parada para tomar un delicioso desayuno en ruta. Una vez allí nos trasladaremos hasta el ingreso a la ciudad de Upala desde la carretera panamericana y de allí viajaremos hasta el Parque Nacional Volcán Tenorio. 

Al llegar y luego de un descanso merecido, iniciaremos la caminata hacia la famosa catarata de Río Celeste, localizada en medio del Bosque Tropical Lluvioso y las quebradas formaciones del majestuoso volcán. 

La catarata es un sitio único en Costa Rica y la razón de su color celeste nace en el punto llamado Teñideros que es un sitio donde los minerales del volcán cambian el color de las aguas. Si usted lo desea puede continuar con una caminata hasta este punto recóndito en medio del bosque o si lo prefiere de camino puede quedarse a tomar fotografías en la laguna azul o darse un chapuzón en una pequeña poza de aguas termales a medio sendero.

Nuestras posibilidades en la zona son ilimitadas e inclusive si es de su agrado puede desde mojarse hasta las rodillas o visitar el mirador del Volcán Tenorio, localizado a unos 20 minutos de caminata entre la montaña.

La aventura no termina aquí, ya que nuevamente debemos regresar hasta el albergue donde nos espera un delicioso almuerzo cocinado al estilo campesino y de camino, si el día es claro, podremos observar maravillosas vistas del lago de Nicaragua y el Refugio de Vida Silvestre Caño Negro.


Luego de almorzar y bañarse, nuestro guía nuevamente le invitará a abordar el autobús y reanudar el viaje de regreso a la capital. Este es un recorrido muy placentero y antes del anochecer dejaremos las llanuras del norte costarricense, con la imagen del impresionante triunvirato de los volcanes de la Cordillera de Guanacaste.